Faisal Salmi: “Sabía que el objetivo de la permanencia se iba a lograr sí o sí”

I.S.V. 25-04-2017 - Balonmano

  • “Con una buena planificación desde el inicio se puede pensar en otros objetivos”, asegura el entrenador melillense

  • Asegura que el equipo cuando está bien a nivel competitivo “puede ganar a cualquier rival”

A falta de dos partidos para que concluya la competición en Primera Estatal de Balonmano, el BM Virgen de la Victoria ha hecho más que méritos propios para certificar su presencia en la categoría el año que viene. La victoria en casa del tercer clasificado no hizo más que poner de manifiesto que la plantilla melillense es capaz de ganar a cualquier equipo.

El técnico del Virgen de la Victoria, Faisal Salmi, ha señalado que al término del encuentro ante BM Aguilar Aceitunas Torrent “muchos jugadores tenían lágrimas en los ojos porque ha costado mucho lograr el objetivo de la permanencia”. Recuerda que “ellos se jugaban estar en la fase de ascenso y nosotros la salvación” y considera que el mérito de ganar en Córdoba se debe a que “en esta segunda vuelta hemos sido uno de los mejores equipos de la competición”, de ahí que remarcara que “cuando estamos bien en el aspecto competitivo podemos ganar a cualquiera”.

Por este motivo, señala que la clave para obtener la salvación reside en los partidos ganados lejos del Lázaro Fernández a equipos como GAES Maristas de Málaga, Caserío Ciudad Real, Lanzarote o ante Aguilar.

Riendas del equipo

Faisal Salmi se hizo cargo del equipo cuando se encontraban en muy mala situación, con la dimisión de Nacho Vico y el equipo en última posición. Ante esta circunstancia el objetivo del BM Virgen de la Victoria no era otro que el de empezar a sumar para lograr la salvación. Una meta que el técnico melillense sabía que se iba a lograr “sí o sí”.

“Siempre he confiado en la plantilla y en ningún momento he dudado de no lograr la salvación”, señalaba Salmi al tiempo que argumentaba que “algunos jugadores han rendido por encima de las expectativas al ser la primera vez que competían en esta división”. “Hemos vivido momentos difíciles por la plantilla tan corta que tenemos, pero por suerte nos hemos salvado y sólo nos queda disfrutar de los dos últimos partidos que nos quedan”.

En relación a su futuro, Salmi señala que esta semana hablará con la directiva y confía en poder seguir al mando del equipo la próxima temporada. Del mismo modo, asevera que planificando la temporada con antelación “se puede pensar en otros objetivos”.

Desde su punto de vista la pretemporada de este año se hizo “deprisa y corriendo” y alaba el “esfuerzo de la directiva” para que al final las cosas hayan salido bien para los intereses del club.

Faisal Salmi: “Sabía que el objetivo de la permanencia se iba a lograr sí o sí”

  • “Con una buena planificación desde el inicio se puede pensar en otros objetivos”, asegura el entrenador melillense

  • Asegura que el equipo cuando está bien a nivel competitivo “puede ganar a cualquier rival”

A falta de dos partidos para que concluya la competición en Primera Estatal de Balonmano, el BM Virgen de la Victoria ha hecho más que méritos propios para certificar su presencia en la categoría el año que viene. La victoria en casa del tercer clasificado no hizo más que poner de manifiesto que la plantilla melillense es capaz de ganar a cualquier equipo.

El técnico del Virgen de la Victoria, Faisal Salmi, ha señalado que al término del encuentro ante BM Aguilar Aceitunas Torrent “muchos jugadores tenían lágrimas en los ojos porque ha costado mucho lograr el objetivo de la permanencia”. Recuerda que “ellos se jugaban estar en la fase de ascenso y nosotros la salvación” y considera que el mérito de ganar en Córdoba se debe a que “en esta segunda vuelta hemos sido uno de los mejores equipos de la competición”, de ahí que remarcara que “cuando estamos bien en el aspecto competitivo podemos ganar a cualquiera”.

Por este motivo, señala que la clave para obtener la salvación reside en los partidos ganados lejos del Lázaro Fernández a equipos como GAES Maristas de Málaga, Caserío Ciudad Real, Lanzarote o ante Aguilar.

Riendas del equipo

Faisal Salmi se hizo cargo del equipo cuando se encontraban en muy mala situación, con la dimisión de Nacho Vico y el equipo en última posición. Ante esta circunstancia el objetivo del BM Virgen de la Victoria no era otro que el de empezar a sumar para lograr la salvación. Una meta que el técnico melillense sabía que se iba a lograr “sí o sí”.

“Siempre he confiado en la plantilla y en ningún momento he dudado de no lograr la salvación”, señalaba Salmi al tiempo que argumentaba que “algunos jugadores han rendido por encima de las expectativas al ser la primera vez que competían en esta división”. “Hemos vivido momentos difíciles por la plantilla tan corta que tenemos, pero por suerte nos hemos salvado y sólo nos queda disfrutar de los dos últimos partidos que nos quedan”.

En relación a su futuro, Salmi señala que esta semana hablará con la directiva y confía en poder seguir al mando del equipo la próxima temporada. Del mismo modo, asevera que planificando la temporada con antelación “se puede pensar en otros objetivos”.

Desde su punto de vista la pretemporada de este año se hizo “deprisa y corriendo” y alaba el “esfuerzo de la directiva” para que al final las cosas hayan salido bien para los intereses del club.