El Virgen de la Victoria no hará más cuentas, está salvado

MED 24-04-2017 - Balonmano

  • El sábado venció en la pista del cuarto clasificado por 22-26 y disputará las dos últimas jornadas sin agobios

Los resultados de principio de temporada no invitaban al optimismo en el Balonmano Virgen de la Victoria. Parecía que el paso por la Primera Estatal iba a ser efímero, pero el plantel melillense supo variar el rumbo a tiempo, ha sabido sufrir y tirar de orgullo y desde la noche del sábado puede decir abiertamente que ha venido a la categoría nacional para quedarse. Está salvado tras ganar 22-26 a Balonmano Aguilar.

Uno de los principales “culpables” del cambio es Faisal Salmi. El joven técnico melillense empezó como segundo de Nacho Vico, asumió el reto cuando este se marchó a Lanzarote y encontró la pócima para sacar el máximo partido a jóvenes valores locales y motivar a los veteranos.

“Hoy (por el sábado) se ha logrado la permanencia en primera. Súper feliz y por fin tranquilo. #somosdeprimera”. Con este mensaje, ilustrado con una foto suya escondido bajo una camiseta, muestra del sufrimiento experimentado, el táctico festejaba la salvación.

La imagen es el resumen de una larga temporada en la que se han acumulado muchas sensaciones, en la que la tensión ha sido la tónica, pero esos nervios por fin se han podido descargar. Salmi cogió al equipo con 0 puntos y ahora seguirá siendo de Primera Estatal porque el sábado alcanzó los 23. Se han ganado 11 partidos y empatado 1, renta más que suficiente para disfrutar los dos compromisos que restan.

El próximo domingo, a las 12.30 horas, el Pabellón Lázaro Fernández será una fiesta ante Tenerife Laguna. Los melillenses jugarán sin presión y con un premio aún en juego, seguir creciendo. Si ganan a los insulares, les superarán en la clasificación y ascenderán hasta el décimo puesto. Ese es ahora el objetivo. 

.

.

El Virgen de la Victoria no hará más cuentas, está salvado

  • El sábado venció en la pista del cuarto clasificado por 22-26 y disputará las dos últimas jornadas sin agobios

Los resultados de principio de temporada no invitaban al optimismo en el Balonmano Virgen de la Victoria. Parecía que el paso por la Primera Estatal iba a ser efímero, pero el plantel melillense supo variar el rumbo a tiempo, ha sabido sufrir y tirar de orgullo y desde la noche del sábado puede decir abiertamente que ha venido a la categoría nacional para quedarse. Está salvado tras ganar 22-26 a Balonmano Aguilar.

Uno de los principales “culpables” del cambio es Faisal Salmi. El joven técnico melillense empezó como segundo de Nacho Vico, asumió el reto cuando este se marchó a Lanzarote y encontró la pócima para sacar el máximo partido a jóvenes valores locales y motivar a los veteranos.

“Hoy (por el sábado) se ha logrado la permanencia en primera. Súper feliz y por fin tranquilo. #somosdeprimera”. Con este mensaje, ilustrado con una foto suya escondido bajo una camiseta, muestra del sufrimiento experimentado, el táctico festejaba la salvación.

La imagen es el resumen de una larga temporada en la que se han acumulado muchas sensaciones, en la que la tensión ha sido la tónica, pero esos nervios por fin se han podido descargar. Salmi cogió al equipo con 0 puntos y ahora seguirá siendo de Primera Estatal porque el sábado alcanzó los 23. Se han ganado 11 partidos y empatado 1, renta más que suficiente para disfrutar los dos compromisos que restan.

El próximo domingo, a las 12.30 horas, el Pabellón Lázaro Fernández será una fiesta ante Tenerife Laguna. Los melillenses jugarán sin presión y con un premio aún en juego, seguir creciendo. Si ganan a los insulares, les superarán en la clasificación y ascenderán hasta el décimo puesto. Ese es ahora el objetivo. 

.

.