Rafa Botello acaba octavo en un accidentado Maratón de París

V.M.H. 10-04-2017 - Runbike

  • No pudo repetir el triunfo del año pasado tras rompérsele el cinturón en el kilómetro 24, equivocar un tramo de circuito y casi caerse en el sprint final

Rafa Botello quería repetir triunfo en el Maratón de París. Aún estaba grabado en la retina de muchos aficionados el sprint que el año pasado le dio un primer puesto histórico para los atletas españoles, pero no ha podido ser. Se ha tenido que conformar con un octavo puesto después de una carrera más que accidentada.

De inicio había que superar los nervios y saber sufrir el tránsito con el adoquín para salir de ese tramo entre los primeros, y Rafa lo consiguió. Estaba entre los doce primeros, luego el grupo se quedó en nueve, pero en el kilómetro 15 cinco de ellos rompieron la carrera y el melillense tuvo claro que iba a luchar por los puestos del 6 al 9.

No había podio, pero se podía luchar por una clasificación bonita en una prueba plagada de élites. Pero es ahí cuando llegaron los problemas. En el kilómetro 24 se le rompió el cinturón, “el que me sujeta y hace que pueda aplicar toda la fuerza y a la vez me da estabilidad”, contaba luego Rafa en su perfil de Facebook.

En el 28 una duda con el circuito les hizo subir, a él y a otros dos corredores, 300 metros de más y acabar perdiendo dos minutos. Segundo accidente del día.

De todas formas, consiguieron rehacerse y llegar a los últimos 500 metros en buena disposición para luchar por el sexto puesto. Pero aún tenía que ocurrir algo más. En el sprint Botello chocó con Denis, este se cayó y bloqueó la silla de Rafa entre las vallas. De manera que no pudo hacer mucho más. Al final cruzó la línea de meta en octava posición con un crono de 1 hora, 37 minutos y 10 segundos. Botello, por tanto, ya piensa en su próxima etapa, la mítica Maratón de Boston. 

Rafa Botello acaba octavo en un accidentado Maratón de París

  • No pudo repetir el triunfo del año pasado tras rompérsele el cinturón en el kilómetro 24, equivocar un tramo de circuito y casi caerse en el sprint final

Rafa Botello quería repetir triunfo en el Maratón de París. Aún estaba grabado en la retina de muchos aficionados el sprint que el año pasado le dio un primer puesto histórico para los atletas españoles, pero no ha podido ser. Se ha tenido que conformar con un octavo puesto después de una carrera más que accidentada.

De inicio había que superar los nervios y saber sufrir el tránsito con el adoquín para salir de ese tramo entre los primeros, y Rafa lo consiguió. Estaba entre los doce primeros, luego el grupo se quedó en nueve, pero en el kilómetro 15 cinco de ellos rompieron la carrera y el melillense tuvo claro que iba a luchar por los puestos del 6 al 9.

No había podio, pero se podía luchar por una clasificación bonita en una prueba plagada de élites. Pero es ahí cuando llegaron los problemas. En el kilómetro 24 se le rompió el cinturón, “el que me sujeta y hace que pueda aplicar toda la fuerza y a la vez me da estabilidad”, contaba luego Rafa en su perfil de Facebook.

En el 28 una duda con el circuito les hizo subir, a él y a otros dos corredores, 300 metros de más y acabar perdiendo dos minutos. Segundo accidente del día.

De todas formas, consiguieron rehacerse y llegar a los últimos 500 metros en buena disposición para luchar por el sexto puesto. Pero aún tenía que ocurrir algo más. En el sprint Botello chocó con Denis, este se cayó y bloqueó la silla de Rafa entre las vallas. De manera que no pudo hacer mucho más. Al final cruzó la línea de meta en octava posición con un crono de 1 hora, 37 minutos y 10 segundos. Botello, por tanto, ya piensa en su próxima etapa, la mítica Maratón de Boston.