El River encomienda su permanencia a La Espiguera

MED 20-03-2017 - Fútbol

  • Al conjunto de Aloisio le restan siete jornadas, pero solo jugará tres de esos partidos en casa

El River Melilla sigue dependiendo de sí mismo para lograr la permanencia en el Grupo IX de Tercera División. Ahora mismo mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el primer puesto de abismo. Cualquiera que lo haya visto jugar en La Espiguera, y haya analizado sus resultados como local, estará convencido de que no habrá problemas para lograr su objetivo. Pero los partidos a domicilio siguen siendo su asignatura pendiente y por ahí mantiene la cercanía al peligro.

El sábado viajó mermado al campo del CD Rincón, pero soñaba con el primer triunfo de la temporada a domicilio. Pero no pudo ser. Perdió por 2-0, aunque el resultado puede ser engañoso. El primer tanto malagueño llegó nada más empezar el segundo tiempo y la puntilla fue en tiempo de prolongación. Más allá de este traspiés, pasa por hacer cuentas ante las siete jornadas que quedan por delante.

El River lo tiene en su mano y parece que el futuro pasa por casa. Si gana los tres partidos que le restan en La Espiguera, mucho se tiene que torcer para caer en zona de peligro. El próximo partido, además, es ante un rival directo por la salvación. Visitará el campo federativo la UD Maracena, que marcha solo un puesto por encima con 34 puntos, 2 más que el River.

Los otros dos encuentros como locales tampoco parecen adversos. El 9 de abril vendrá por Melilla CD UD Dos Hermanas San Andrés, que ahora mismo es penúltimo con 24 puntos, con un nivel de juego y resultados por debajo del plantel norteafricano. Mientras que el otro duelo en La Espiguera será contra CD El Palo, que está en tierra de nadie con 41 puntos y en la penúltima jornada de liga no tendrá nada en juego.

El calendario a domicilio parece algo adverso. El 2 de abril se viaja a Motril, cuarto clasificado y con aspiraciones de playoff de ascenso. El 23 de abril, tras el descanso de Semana Santa, habrá que vérselas en casa del Huétor Vega, que tan solo tiene dos puntos más que el River. Y una semana más tarde se volverá a jugar a domicilio, a casa del Huétor Tajar, que es quinto con 56 puntos y también mira a playoff. Y la liga se culminará a domicilio ante el Alhaurín de la Torre, actual farolillo rojo y con pocas o ningunas esperanzas de continuar en Tercera.  

Lo dicho, la permanencia pasa por casa.

Juveniles

Los dos equipos del Rusadir CF no han tenido un buen fin de semana. El equipo de División de Honor está virtualmente descendido tras perder 0-4 con el Betis. Este resultado le sitúa penúltimo con 24 puntos, a 9 de la salvación y solo quedan tres partidos. Ese puesto está en manos del Goyu Riu, que podría ser sancionado de nuevo por alineación indebida y veremos si afecta a la competición. Más allá de esto, el adiós del Rusadir a División de Honor parece un hecho. Su próximo rival será el Córdoba CF, cuarto clasificado y a domicilio.

En Liga Nacional Juvenil la jornada también ha terminado con derrota, 2-4 ante el 26 de febrero. Es el tercer traspiés consecutivo, pero la salvación está a un solo punto y quedan siete partidos por delante. Su próximo rival será el Granada B, octavo clasificado y a domicilio. 

El River encomienda su permanencia a La Espiguera

  • Al conjunto de Aloisio le restan siete jornadas, pero solo jugará tres de esos partidos en casa

El River Melilla sigue dependiendo de sí mismo para lograr la permanencia en el Grupo IX de Tercera División. Ahora mismo mantiene cuatro puntos de ventaja sobre el primer puesto de abismo. Cualquiera que lo haya visto jugar en La Espiguera, y haya analizado sus resultados como local, estará convencido de que no habrá problemas para lograr su objetivo. Pero los partidos a domicilio siguen siendo su asignatura pendiente y por ahí mantiene la cercanía al peligro.

El sábado viajó mermado al campo del CD Rincón, pero soñaba con el primer triunfo de la temporada a domicilio. Pero no pudo ser. Perdió por 2-0, aunque el resultado puede ser engañoso. El primer tanto malagueño llegó nada más empezar el segundo tiempo y la puntilla fue en tiempo de prolongación. Más allá de este traspiés, pasa por hacer cuentas ante las siete jornadas que quedan por delante.

El River lo tiene en su mano y parece que el futuro pasa por casa. Si gana los tres partidos que le restan en La Espiguera, mucho se tiene que torcer para caer en zona de peligro. El próximo partido, además, es ante un rival directo por la salvación. Visitará el campo federativo la UD Maracena, que marcha solo un puesto por encima con 34 puntos, 2 más que el River.

Los otros dos encuentros como locales tampoco parecen adversos. El 9 de abril vendrá por Melilla CD UD Dos Hermanas San Andrés, que ahora mismo es penúltimo con 24 puntos, con un nivel de juego y resultados por debajo del plantel norteafricano. Mientras que el otro duelo en La Espiguera será contra CD El Palo, que está en tierra de nadie con 41 puntos y en la penúltima jornada de liga no tendrá nada en juego.

El calendario a domicilio parece algo adverso. El 2 de abril se viaja a Motril, cuarto clasificado y con aspiraciones de playoff de ascenso. El 23 de abril, tras el descanso de Semana Santa, habrá que vérselas en casa del Huétor Vega, que tan solo tiene dos puntos más que el River. Y una semana más tarde se volverá a jugar a domicilio, a casa del Huétor Tajar, que es quinto con 56 puntos y también mira a playoff. Y la liga se culminará a domicilio ante el Alhaurín de la Torre, actual farolillo rojo y con pocas o ningunas esperanzas de continuar en Tercera.  

Lo dicho, la permanencia pasa por casa.

Juveniles

Los dos equipos del Rusadir CF no han tenido un buen fin de semana. El equipo de División de Honor está virtualmente descendido tras perder 0-4 con el Betis. Este resultado le sitúa penúltimo con 24 puntos, a 9 de la salvación y solo quedan tres partidos. Ese puesto está en manos del Goyu Riu, que podría ser sancionado de nuevo por alineación indebida y veremos si afecta a la competición. Más allá de esto, el adiós del Rusadir a División de Honor parece un hecho. Su próximo rival será el Córdoba CF, cuarto clasificado y a domicilio.

En Liga Nacional Juvenil la jornada también ha terminado con derrota, 2-4 ante el 26 de febrero. Es el tercer traspiés consecutivo, pero la salvación está a un solo punto y quedan siete partidos por delante. Su próximo rival será el Granada B, octavo clasificado y a domicilio.