Jams Will, ‘El parachutista’

Antonio G. Jáuregui 13-02-2017 - Historia

  • ‘El Telegrama del Rif’, en su edición del día 17 de mayo de 1952, publicaba la siguiente noticia: “Una exhibición del parachutista Jams Will”

‘El Telegrama del Rif’, en su edición del día 17 de mayo de 1952, publicaba la siguiente noticia: “Una exhibición del parachutista Jams Will. Mañana se lanzará al espacio  desde lo alto de un edificio de la plaza Comandante Benítez”.

Jams Will se llamaba en realidad Julián Zamarriego. Según contaba, llevaba realizados más de setecientos saltos, desde que se lanzó en paracaídas por primera vez en Cuatro Vientos (Madrid). Tenía en su haber una marca mundial de descenso en mínima altura, al lanzarse en el Circo Price de Madrid desde una altura de diecisiete metros y medio.

Dos accidentes graves decía haber sufrido, uno en Lisboa, donde se le abrió el paracaídas a metro y medio del suelo, y el otro en la pista del Price, cuando se hallaba en lo alto de la cúpula, sufrió un vahído y descendió por la cuerda tan rápidamente que se abrasó las manos.

Morir en la cama sería una pena, decía Jams, que sin duda tenía el valor reconocido.

El domingo día 18 de mayo de 1952 el paracaidista español Julián Zamarriego (Jams Will) realizaba su salto en una abarrotada Plaza del Comandante Benítez, desde una altura aproximada de veinticuatro metros.

Jams Will salió airoso de la prueba aunque sufrió un fuerte golpe a causa de habérsele abierto el paracaídas a escasos metros del suelo. El numerosísimo público aplaudió calurosamente al valiente deportista español.

Honor y gloria a los locos y valientes pioneros, sin ellos el mundo no sería lo que es.

Jams Will, ‘El parachutista’

  • ‘El Telegrama del Rif’, en su edición del día 17 de mayo de 1952, publicaba la siguiente noticia: “Una exhibición del parachutista Jams Will”

‘El Telegrama del Rif’, en su edición del día 17 de mayo de 1952, publicaba la siguiente noticia: “Una exhibición del parachutista Jams Will. Mañana se lanzará al espacio  desde lo alto de un edificio de la plaza Comandante Benítez”.

Jams Will se llamaba en realidad Julián Zamarriego. Según contaba, llevaba realizados más de setecientos saltos, desde que se lanzó en paracaídas por primera vez en Cuatro Vientos (Madrid). Tenía en su haber una marca mundial de descenso en mínima altura, al lanzarse en el Circo Price de Madrid desde una altura de diecisiete metros y medio.

Dos accidentes graves decía haber sufrido, uno en Lisboa, donde se le abrió el paracaídas a metro y medio del suelo, y el otro en la pista del Price, cuando se hallaba en lo alto de la cúpula, sufrió un vahído y descendió por la cuerda tan rápidamente que se abrasó las manos.

Morir en la cama sería una pena, decía Jams, que sin duda tenía el valor reconocido.

El domingo día 18 de mayo de 1952 el paracaidista español Julián Zamarriego (Jams Will) realizaba su salto en una abarrotada Plaza del Comandante Benítez, desde una altura aproximada de veinticuatro metros.

Jams Will salió airoso de la prueba aunque sufrió un fuerte golpe a causa de habérsele abierto el paracaídas a escasos metros del suelo. El numerosísimo público aplaudió calurosamente al valiente deportista español.

Honor y gloria a los locos y valientes pioneros, sin ellos el mundo no sería lo que es.