El Virgen de la Victoria no viaja a Lanzarote de turismo

MED 20-01-2017 - Balonmano

  • El equipo de Faisal Salmi espera arañar algo de su visita al cuarto clasificado

  • El cuadro insular está dirigido por Nacho Vico, que empezó la temporada como entrenador del cuadro melillense

Los pronósticos señalan que el Balonmano Virgen de la Victoria tiene poco que ganar este fin de semana. Mañana visita al Ca’Mario Lanzarote, el cuarto clasificado, un conjunto confeccionado para luchar por el ascenso, con mayor presupuesto y mejor plantilla,… Pero dentro de la pista todo es posible y esa es la consigna en la expedición que comanda Faisal Salmi.

Además, hay una aliciente añadido, en el banquillo insular está Nacho Vico, que comenzó la temporada como entrenador del cuadro melillense y lo abandonó sin ningún triunfo en su casillero y con gran parte del vestuario lejos de sus posturas.

Revanchas aparte, ambas escuadras pondrán en juego diferentes sensaciones. El equipo canario quiere olvidar el tropiezo en su derbi, 21-15 ante Mc Donald’s Tenerife, así lo ha dicho esta semana su presidente, Juan Carlos Toledo. Los melillenses, por el contrario, quieren alargar las sonrisas que se despertaron el pasado sábado tras vencer 28-22 sobre Balonmano Ingenio.

A esto hay que sumar la necesidad, porque la Primera Estatal ha llegado al ecuador de la competición y el Balonmano Virgen de la Victoria está en penúltima posición. Es decir, el ánimo es bueno, pero no la clasificación.

Resto de la jornada por abajo

El colista Moguer visita al líder, Los Dólmenes; y el antepenúltimo, Villafranca, visita Ciudad Real y no parece tener opciones de triunfo. También habrá que mirar a La Salle, que recibe a un Ingenio que es favorito. Y se mirará también al Tenerife Laguna, que tendrá que buscar la machada en la pista del tercero, Urci.

Difícil también para los otros dos conjuntos que quieren huir de la quema: Manzanares recibe a Montequinto y Maristas a Aguilar Aceitunas Torrent. Duelos ante equipos de la zona alta y con pocas esperanzas de romper pronósticos.

El Virgen de la Victoria no viaja a Lanzarote de turismo

  • El equipo de Faisal Salmi espera arañar algo de su visita al cuarto clasificado

  • El cuadro insular está dirigido por Nacho Vico, que empezó la temporada como entrenador del cuadro melillense

Los pronósticos señalan que el Balonmano Virgen de la Victoria tiene poco que ganar este fin de semana. Mañana visita al Ca’Mario Lanzarote, el cuarto clasificado, un conjunto confeccionado para luchar por el ascenso, con mayor presupuesto y mejor plantilla,… Pero dentro de la pista todo es posible y esa es la consigna en la expedición que comanda Faisal Salmi.

Además, hay una aliciente añadido, en el banquillo insular está Nacho Vico, que comenzó la temporada como entrenador del cuadro melillense y lo abandonó sin ningún triunfo en su casillero y con gran parte del vestuario lejos de sus posturas.

Revanchas aparte, ambas escuadras pondrán en juego diferentes sensaciones. El equipo canario quiere olvidar el tropiezo en su derbi, 21-15 ante Mc Donald’s Tenerife, así lo ha dicho esta semana su presidente, Juan Carlos Toledo. Los melillenses, por el contrario, quieren alargar las sonrisas que se despertaron el pasado sábado tras vencer 28-22 sobre Balonmano Ingenio.

A esto hay que sumar la necesidad, porque la Primera Estatal ha llegado al ecuador de la competición y el Balonmano Virgen de la Victoria está en penúltima posición. Es decir, el ánimo es bueno, pero no la clasificación.

Resto de la jornada por abajo

El colista Moguer visita al líder, Los Dólmenes; y el antepenúltimo, Villafranca, visita Ciudad Real y no parece tener opciones de triunfo. También habrá que mirar a La Salle, que recibe a un Ingenio que es favorito. Y se mirará también al Tenerife Laguna, que tendrá que buscar la machada en la pista del tercero, Urci.

Difícil también para los otros dos conjuntos que quieren huir de la quema: Manzanares recibe a Montequinto y Maristas a Aguilar Aceitunas Torrent. Duelos ante equipos de la zona alta y con pocas esperanzas de romper pronósticos.