Cristina Muñoz y Hugo Dionis, grandes protagonistas en las últimas citas del Club de Tiro Mosqueteros

MED 21-12-2016 - Tiro olímpico

  • La tiradora de pistola ha sido elegida mejor deportista del año y él, con solo cinco años, se ha hecho con el premio al tirador más joven

  • El galardón de superación deportiva ha sido para Marco Antonio Soler, mientras que José Manuel García se ha hecho con el deportista del trienio

  • Estos reconocimientos se entregaron el fin de semana pasado, días elegidos para organizar dos de sus pruebas más tradicionales, el Trofeo Mosqueteros y la Tirada del Pavo

El Club de Tiro Mosqueteros afrontaba el pasado fin de semana algunas de sus citas más tradicionales, desde el trofeo que lleva su nombre a la Tirada del Pavo, y pasando por la entrega de premios a los tiradores más destacados del año y a los nuevos Cadetes Mosqueteros.

El sábado por la mañana, por ejemplo, se compitió en pistola y carabina aire, y por la tarde se dio paso a los galardones. Este es uno de los momentos más esperados puesto que se reconoce a los nuevos mosqueteros, aquellos que ya han tenido el honor de participar en un Campeonato de España. En esta ocasión este reconocimiento ha sido para Juan Ramón Montes, Alejandro Moya, Adrián Asensio, Juan José López, Enrique González, Héctor de la Vega, Luis Guillén, Jorge F. Albert, Besma Camacho y María Nieves Muñoz.

También era el momento de entregar otros premios y el más reconocido era para Cristina Muñoz, dado que la tiradora de pistola se ha hecho con el trofeo a la deportista del año. Igual de emotivo resultó el reconocimiento al tirador más joven, en este caso para Hugo Dionis Muñoz, que con tan solo 5 años ya practica este deporte. También se hizo entrega del trofeo de superación deportiva, este año para Marco Antonio Soler; y el trofeo al deportista del trienio, que ha ido a parar a las vitrinas de José Manuel García.

Tirada del Pavo

La fiesta continuó el domingo, con alrededor de sesenta participantes en la Tirada del Pavo, uno de los mejores registros de los últimos años. A esto hay que sumar que la galería se transforma por una horas y el silencio deja paso a griterío, pitidos, trompetas, panderetas y disfraces. Es el acontecimiento más social del año, así lo remarcan desde el club, pero también es muy competido y muestra de ello que en esta ocasión hubo que desempatar hasta en dos ocasiones con muerte súbita para decidir los premios.

A la hora de recordar los resultados, hay que decir que el pavo sénior se lo llevó Carlos Madolell: el pavo de protectores y familiares, Rafael Rico; y la sorpresa vino con el pavo júnior, donde compiten todos los socios de hasta 21 años, y que acabó con Hugo Dionis Muñoz en lo más alto del podio, al lograr tres tiros en el blanco. Destacan desde Mosqueteros que “él siempre dispara apoyado y sentado, pero en esta ocasión tuvo que disparar como los demás, como las armas estaban todas desreguladas para que así todo el mundo tuviera las mismas oportunidades”. Y para acentuar la dificultad de su logro apostillan que “a la hora de recoger el jamón, tuvieron que ayudarle porque no podía con él”. 

.

.

.

Cristina Muñoz y Hugo Dionis, grandes protagonistas en las últimas citas del Club de Tiro Mosqueteros

  • La tiradora de pistola ha sido elegida mejor deportista del año y él, con solo cinco años, se ha hecho con el premio al tirador más joven

  • El galardón de superación deportiva ha sido para Marco Antonio Soler, mientras que José Manuel García se ha hecho con el deportista del trienio

  • Estos reconocimientos se entregaron el fin de semana pasado, días elegidos para organizar dos de sus pruebas más tradicionales, el Trofeo Mosqueteros y la Tirada del Pavo

El Club de Tiro Mosqueteros afrontaba el pasado fin de semana algunas de sus citas más tradicionales, desde el trofeo que lleva su nombre a la Tirada del Pavo, y pasando por la entrega de premios a los tiradores más destacados del año y a los nuevos Cadetes Mosqueteros.

El sábado por la mañana, por ejemplo, se compitió en pistola y carabina aire, y por la tarde se dio paso a los galardones. Este es uno de los momentos más esperados puesto que se reconoce a los nuevos mosqueteros, aquellos que ya han tenido el honor de participar en un Campeonato de España. En esta ocasión este reconocimiento ha sido para Juan Ramón Montes, Alejandro Moya, Adrián Asensio, Juan José López, Enrique González, Héctor de la Vega, Luis Guillén, Jorge F. Albert, Besma Camacho y María Nieves Muñoz.

También era el momento de entregar otros premios y el más reconocido era para Cristina Muñoz, dado que la tiradora de pistola se ha hecho con el trofeo a la deportista del año. Igual de emotivo resultó el reconocimiento al tirador más joven, en este caso para Hugo Dionis Muñoz, que con tan solo 5 años ya practica este deporte. También se hizo entrega del trofeo de superación deportiva, este año para Marco Antonio Soler; y el trofeo al deportista del trienio, que ha ido a parar a las vitrinas de José Manuel García.

Tirada del Pavo

La fiesta continuó el domingo, con alrededor de sesenta participantes en la Tirada del Pavo, uno de los mejores registros de los últimos años. A esto hay que sumar que la galería se transforma por una horas y el silencio deja paso a griterío, pitidos, trompetas, panderetas y disfraces. Es el acontecimiento más social del año, así lo remarcan desde el club, pero también es muy competido y muestra de ello que en esta ocasión hubo que desempatar hasta en dos ocasiones con muerte súbita para decidir los premios.

A la hora de recordar los resultados, hay que decir que el pavo sénior se lo llevó Carlos Madolell: el pavo de protectores y familiares, Rafael Rico; y la sorpresa vino con el pavo júnior, donde compiten todos los socios de hasta 21 años, y que acabó con Hugo Dionis Muñoz en lo más alto del podio, al lograr tres tiros en el blanco. Destacan desde Mosqueteros que “él siempre dispara apoyado y sentado, pero en esta ocasión tuvo que disparar como los demás, como las armas estaban todas desreguladas para que así todo el mundo tuviera las mismas oportunidades”. Y para acentuar la dificultad de su logro apostillan que “a la hora de recoger el jamón, tuvieron que ayudarle porque no podía con él”. 

.

.

.